lunes, 17 de julio de 2017

Identificación de serpientes venenosas en el accidente ofídico

En el mundo hay casi 3000 especies de serpientes, de estas en Colombia se han descrito 70 géneros y 246 especies las cuales 47 son venenosas, siendo la familia Viperidae la de mayor interés epidemiológico ya que es responsable del 90% de los envenenamientos. 

El accidente ofídico es una intoxicación producida por la inoculación de veneno a través de la mordedura de una serpiente.

En el 2016 se notificaron al sistema nacional de vigilancia en salud pública 4 636 casos de accidente ofídico, con promedio de 89,2 casos por semana y 31 casos de muerte. En 23 de los 31 casos de muerte, la serpiente involucrada fue Bothrops. Estas muertes representan en el país una mortalidad de 0,4 casos por 1.000.000 de habitantes y una letalidad de 0,5 por 1.000.000 habitantes

Las regiones más afectadas son la Andina, Caribe y Pacifica, siendo Antioquia y Choco los departamentos con mayor numero de notificaciones aportando el 25% de casos de envenenamiento al SIVIGILA.

De la familia Viperidae pertenecen en orden de importancia los géneros Bothrops (conocida como mapaná X, boquidora), Porthidium, (conocida como patoquilla o patoco), Bothriechis (cabeza de candado o víbora de tierra fría), Bothriopsis (lora), Bothrocophias (equis sapa), ellos representan el 95% de los envenenamientos por ofidios, el resto de porcentajes está distribuido en accidentes con especies de los géneros Lachesis o comúnmente denominada verrucosa ( 2% de casos), Crotalus ( conocida como cascabel) 1% de casos y Micruros con 1 % de eventos, el resto de casos de mordeduras de serpientes son causados por no venenosas como las familias Boidae (boas) y Colubridae (cazadoras). 

Colúbrido
Las serpientes son animales vertebrados, carecen de extremidades y están cubiertas por escamas, pero hay características anatómicas que las diferencian entre sí; la familia Viperidae tiene colmillos alargados venenosos, más de 2 cms de longitud. Cabeza triangular en forma de lanza, escamas pequeñas en el dorso de la cabeza; cola corta con algunas variabilidades según especie, es así como en las Botriechis la cola puede ser prensil, o terminar en forma de una uña como en las Bothrops, tener cascabeles en la punta como en las Crotalus; aunque no se observa en viboreznos (Víboras recién nacidas); con pequeñas escamas puntiagudas rematadas en un espolón (Lachesis). Fosa termoreceptora (fosa loreal, fosa facial) es un órgano ubicado entre el ojo y el orificio nasal, exclusiva de serpientes venenosas.

Otras características importantes de destacar de las serpientes venenosas están en la Subfamilia Bothriechis, que poseen escamas sobre sus ojos que parecen pestañas, son llamadas también (patoco de pestaña, patuta, pestañosa, víbora de cabeza de candado, granadilla, guacamaya, víbora de tierra fría). La Lachesis es la víbora más grande del mundo en este género; pueden llegar a medir 4 metros, los accidentes suceden cuando las personas se paran en ella. 

Las características de las no venenosas ( Colubridos y Boidos) son : Poseer escamas lisas, ojos grandes con pupilas redondas, en ocasiones elípticas como en las Boas, no tienen foseta termoreceptora, tienen doble hilera de dientecillos, sin aparato venenoso como en las Boas , aunque las cazadoras tienen también doble hilera de dientecillos pero con un colmillo pequeño inyector de veneno (toxico para especies menores), cabeza ovalada y presencia de nueve escamas grandes en el dorso de la misma, cola generalmente larga sin terminaciones corneas.

Las Corales verdaderas (elapidae) poseen colmillos pequeños, no logran morder a profundidad, por lo que se quedan pegadas cuando muerden, para diferenciar falsas y verdaderas se debe tener en cuenta que las verdaderas tienen un patrón en su color dado por rojo-amarillo-negro-amarillo (grupo monadal RANA), anillos completos en su mayoría en el vientre, con banda roja en la cola, hocico achatado, cuello no marcado y ojo pequeño; cola ligeramente gruesa y corta que la enrosca al sentirse agredida. En las falsas el hocico es ovalado o en punta con cuello marcado, ojos grandes o nariz respingada, la cola es delgada y larga y los anillos no guardan el patrón RANA, donde los anillos negros son pares e incompletos en su mayoría en el vientre.

¿Qué hacer al encontrarnos con serpientes en nuestras casas o si entramos en el camino en contacto con ellas?

Cuando una serpiente se encuentra dentro de un hogar se debe procurar, en la medida de lo posible, no entrar en contacto directo con ellas, no manipular con las manos. Si es posible hacer una identificación parcial del ejemplar y tomar un registro fotográfico para poder hacer la notificación a la entidad ambiental, en ese instante, ellos proceden a desplazarse para dar captura a la serpiente. 

Evitar agredir o capturar equivocadamente al animal disminuye el riesgo de ser mordido, haciendo claridad y mayor énfasis, en especies de serpientes venenosas donde el riesgo de agresión es más alto cuando se intentan "matar" serpientes como las mapaná u otras víboras. Cuando se está en campo y se observa a la serpiente a una distancia prudente (5 metros o más), lo más recomendable es hacer movimientos suaves y retroceder alejándonos de esta, escoger otras rutas alternas y evitar molestar el animal debido a que las serpientes son animales nerviosos y suelen expresar su nerviosismo huyendo descontroladamente sin dirección o atacando y mordiendo repetidamente si se confrontan directamente.

¿Se deben capturar o matar?

Foseta termoreceptora. Bothriechis schlegelii muerta.
La captura es sencilla en algunas especies de serpientes no venenosas, como las llamadas culebras o cazadoras de pequeño y mediano tamaño, pero no es conveniente jugar al cazador con ellas puesto que son animales veloces que aun sin veneno pueden ocasionar una herida con sus hileras de dientes curvos y afilados. En casos extremos, si el animal está en casa y se cuenta con herramientas y cajas para someterlas y guardarlas, podría ser una salida para evitar el sacrificio del animal. No es recomendable su sacrificio por factores de riesgo de mordedura y por cuestiones de conservación. Las serpientes son los mejores controladores de plagas de roedores y otras especies.

¿Que debe hacer el médico si la especie es llevada al centro asistencial?

Bothriechis schlegelii
Cuando se llevan a la institución de salud el médico debe identificar si es una especie venenosa o no, para saber que tratamiento va a instaurar al paciente y escoger el suero correcto. Una vez estabilizado el paciente y salvaguardada su vida, el siguiente paso es la notificación por parte del centro de salud a la autoridad ambiental sobre la presencia del animal, si está vivo, ellos deberán asistir a recibir la serpiente como entrega voluntaria o rescate, y luego ellos dispondrán sobre la ubicación del ejemplar. Siempre se deberá notificar a la entidad ambiental en primera instancia. Si el ejemplar está muerto, igualmente notificar a la autoridad ambiental, y hacer el descarte del animal muerto como residuo biológico con destino a incineración. 

¿Donde llamar en caso de contacto?

Se debe notificar a las autoridades ambientales: Área Metropolitana, Corantioquia o Cornare. Otros servicios profesionales son prestados por el serpentario UDEA serpentario@udea.edu.co y por la línea salvavidas CIEMTO (3003038000) que apoyan en la identificación, información y recomendaciones en caso de accidente ofídico. http://ciemto.medicinaudea.co/contacto


Sara Margarita Lastra Bello. 
Toxicóloga CIEMTO. Facultad de Medicina. UdeA

Daniel Yepes. Interno. 
Facultad de Medicina. UdeA

Sergio Kubides. 
Biólogo. Serpentario UdeA




Referencias

1. Teixeira, diversidad biológica-Iga. Phylum chordata. 2013

2. Walteros D, PRO-r02.002 V01 (1-29). INS. Colombia. 2014

3. Kasturiratne A et al. Plas Med 5(11): e218.2008

4. Walteros D, Paredes A. Protocolo de vigilancia en salud pública: accidente ofídico. Instituto nacional de salud; 2014

5. Ayerbe, S., Rodriguez J., Guia para el manejo de urgencias toxicolgicas. Ministerio de protección social; 2008.

6. Ayerbe, S. Manual para la prevención y mejoramiento en la atención del paciente con accidente ofídico. Gobernación del departamento del Cauca Secretaría Departamental de Salud; 2010.

7. León L. Informe del evento accidente ofídico. Instituto Nacional de Salud; 2016.






martes, 30 de mayo de 2017

Tóxicos presentes en útiles escolares

Los materiales de uso educativo y lúdico son de gran importancia en el ámbito escolar, especialmente, en los cursos preescolares y de educación primaria donde hay mayor riesgo de uso inadecuado por procesos como lamer, masticar o ingerir, resultando en intoxicaciones accidentales. Bajo este principio, dichos elementos requieren ser libres de componentes peligrosos. Sin embargo, en ocasiones, circulan en el mercado algunos que contienen sustancias riesgosas para el consumo a corto y largo plazo, por lo que es importante conocer y revisar en las etiquetas los componentes que debemos evitar a la hora de comprarlos.

Por otro lado, se debe considerar los materiales utilizados en las prácticas de laboratorio de los estudiantes de cursos secundarios. En ocasiones, las reacciones químicas o la manipulación de los reactivos, pueden desencadenar accidentes y exposición a vapores tóxicos con consecuencias a nivel pulmonar, ocular, piel o gastrointestinal. 

A continuación, se mencionan algunos de los compuestos peligrosos que debe tenerse en cuenta.

Ftalatos
Pertenecen al grupo de los plastificantes, compuestos contenidos en los plásticos tipo Policloruro de vinilo (PVC) que dan durabilidad y flexibilidad a los productos, los cuales han sido usados en la industria de los juguetes en concentraciones que varían entre 10 a 67% del peso final del producto. Los principales compuestos son: Butilbencilftalato (BBP), Di-isonolilftalato (DINP), di-2-etilhexil ftalato (DEHP), di-butilftalato (DBP) y Dioctilftalato (DOP).

En 1982, el Programa Nacional de Toxicología de los Estados Unidos, reportó el riesgo de estos productos de producir cáncer en experimentos realizados en roedores; en las personas el riesgo es desconocido, sin embargo, los organismos de control prohíben concentraciones mayores a 0.1% en artículos para niños. Igualmente, se ha encontrado el potencial de producir daño en el sistema endocrino especialmente por una acción anti-androgénica, daño del tejido testicular y disminución en la fertilidad; así como daño del tejido hepático. En Colombia está prohibida la circulación de juguetes destinados a llevar a la boca del niño que contengan ftalatos. 

Alquilfenoles y alquilfenoles etoxilados
Pueden estar presentes en materiales realizados con PVC como juguetes y productos para la limpieza del hogar. Actúan también como disruptores del sistema endocrino, afectando la fertilidad y calidad de espermatozoides, causa pubertad precoz, ovario poliquístico y endometriosis.

Bisfenol
Usado en la fabricación de biberones. Se asocia con hiperactividad, disminución de la atención y de la memoria, agresividad, pubertad precoz, disminución de la calidad de espermatozoides y de la función protectora del cuerpo.

Metales
Las sales metálicas son utilizadas como pigmentos, en especial, en aquellos productos en los que se desea rescatar el brillo y hacerlos llamativos para el consumidor. Dichas sales pueden desprenderse, siendo fuente de toxicidad aguda o crónica cuando se encuentran en concentraciones superiores a las permitidas por los organismos de control o las necesarias para el consumo humano. Podemos encontrar estas sustancias en plastilinas, colores, crayones, pinturas, etc., y en elementos metálicos. 

Bronce
Puede producir alteraciones respiratorias, conjuntivitis, náuseas, vómitos y dolor abdominal. También se asocia con cáncer de pulmón en la exposición crónica. 

Cadmio
Los compuestos a base de cadmio son reconocidos como potenciales generadores de cáncer (pulmón, riñón, próstata, vejiga, mama, endometrio, páncreas) y de daño en los sistemas nervioso y endocrino (diabetes). También, se asocian al desarrollo de dermatitis de contacto. Al ingerirse, pueden producir náuseas, vómito, diarrea y dolor abdominal. Con la exposición crónica, se puede presentar daño de los riñones y los huesos que puede llevar a osteoporosis y anemia. En Colombia, la Resolución 3158 de 2007 que regula la seguridad de los juguetes, limita la exposición diaria a 0.6 µg. 

Cromo
Los compuestos de cromo de clasifican como hexavalentes, trivalentes o metal. Los hexavalentes (Cromo VI) son los que poseen mayor toxicidad. La exposición aguda puede causar irritación ocular, crisis asmática y dermatitis. Crónicamente, el cromo VI puede producir cáncer. En Colombia, la Resolución 3158 de 2007 limita la exposición diaria a 0.3 µg.

Hierro
La exposición se mide en miligramos de hierro elemental, dado que sólo una parte de los compuestos de hierro, contiene el metal como tal que va a generar la toxicidad. La exposición aguda genera náuseas, vómito y dolor abdominal. Cuando la cantidad ingerida es muy grande, genera daño hepático grave, convulsiones, acidosis y puede llegar a la muerte. En exposiciones crónicas (cantidad mayor a 50mg hierro elemental al día), produce irritabilidad y acumulación del hierro en tejidos. 

Plomo
Los niños pueden absorber hasta 50% del plomo ingerido (6). La intoxicación aguda se manifiesta con dolor abdominal, vómitos, hemorragia de vías digestivas, estreñimiento, anemia, daño renal, convulsiones o coma. La intoxicación crónica genera, además, dolor de cabeza, insomnio, déficit en la atención y la memoria, con disminución en el rendimiento escolar, alteraciones en el comportamiento, daño de los nervios, impotencia, alteración de los espermatozoides, esterilidad en la mujer y abortos espontáneos. En Colombia, la Resolución 3158 de 2007 que regula la seguridad de los juguetes, limita la exposición diaria a 0.7 µg.

Solventes
El dietilenglicol e usa como disolvente para pinturas y plástico. Puede estar presente en aquellos útiles escolares que tienen olor fuerte y sabor dulce. Puede ocasionar desorientación, convulsiones, alteraciones renales y acidosis. El benceno y el xileno pueden estar presentes en productos de olor fuerte. La inhalación genera mareo, dolor de cabeza y somnolencia. El benceno es considerado cancerígeno. 

Referencias
  1. National Library of Medicine Hazardous Substances Data Bank. Disponible en: http://toxnet.nlm.nih.gov/newtoxnet/hsdb.htm
  2. Bustamante – Montes, L.P. et al. Exposición infantil a plastificantes potencialmente tóxicos en productos de uso oral. Salud Publica Mex 2004;46:501-508.
  3. Dominguez J.R. et al. Toxicidad de la plastilina en función de su contenido de Cd, Cr, Pb,Ti, V, Fe y Mn. Posibles riesgos de su uso en Educación Preescolar. Revista de Investigación, Universidad Simón Bolívar 2010;71(34):237-248.
  4. Confusión por el cadmio ¿Los consumidores necesitan protección? Salud Publica Mex 2011;53(2):178-186.
  5.  Didáctica de la Física y la Química en los distintos niveles educativos. Edita e imprime: Sección de Publicaciones de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid.
  6. Fontalvo-Rivera D. et al. Toxicidad de elementos lúdicos y materiales educativos. Una invitación a la concienciación. Rev Cienc Biomed 2012;3(1):90-98.
  7. Resolución 3158 de 2007. República de Colombia.

Jenny Rojo 
Residente III año Toxicología Clínica
Centro de Información y Estudio de Medicamentos y Tóxicos
-CIEMTO
Facultad de Medicina - Universidad de Antioquia