jueves, 2 de febrero de 2017

Intoxicación por Acetaminofén

Las intoxicaciones por medicamentos son el grupo de sustancias más comunes dentro de las estadísticas de intoxicaciones reportadas por los centros de información toxicológicos y los entes públicos de vigilancia en salud. El acetaminofén (Paracetamol) ocupa los primeros lugares en reportes.

El centro de información y estudio de medicamentos y tóxicos (CIEMTO) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia en sus primeros 2 años de funcionamiento también tiene al paracetamol como la sustancia más involucrada en intoxicaciones debidas a medicamentos.

El Acetaminofén (paracetamol) se utiliza para aliviar el dolor y la fiebre. Las intoxicaciones se presentan cuando ingerimos de forma accidental o intencional cantidades superiores a las recomendadas por el médico o mayores a las indicadas en el inserto que viene en el medicamento.

Cuando hablamos de Acetaminofén nos estamos refiriendo al principio activo del medicamento. Este puede tener muchos nombres comerciales (Adorem®, Tempra®, Winadol®, Dolex®, Dolofen®, Dolicox®, Powerfen®, Winadol®, Tralex®, entre otros) con gran variabilidad de precios y en presentaciones tales como gotas, jarabe, tabletas masticables, supositorios, tabletas para niños.

Se comercializa solo o combinado con otros principios activos como analgésicos, antinflamatorios no esteroideos y antigripales. Esto es relevante ya que al venir en presentación combinada su concentración estándar debe ser ajustada.

Las personas en general piensan que el acetaminofén es muy seguro, y al ser de venta libre se tiende a la auto prescripción tanto en adultos como en niños.

Grupos poblacionales especiales (personas con falla renal o enfermedad hepática, hipersensibilidad al medicamento, alcoholismo) merecen atención ya que debido a la auto prescripción podrían presentar una intoxicación no intencional con este medicamento.

La agencia regulatoria colombiana INVIMA ha emitido una serie de comunicados para los consumidores y profesionales de la salud en la que se hace la advertencia de las dosis recomendadas para este fármaco (1). 

Todos los productos que contengan como principio activo único acetaminofén como analgésico, no deben exceder la concentración de 500 miligramos. 

Los productos que contengan acetaminofén en combinación con analgésicos (narcóticos y no narcóticos), Antiinflamatorios No esteroides y antiespasmódicos, no deben exceder la concentración de 325 miligramos de acetaminofén. 

El esquema posológico con acetaminofén no deberá superar los 3 gramos por día, repartidas en concentraciones que no proporcionen más de 500 miligramos por toma. Para los niños la dosis no debe superar los 40 miligramos /Kilogramo por día, repartido en concentraciones que no proporcionen más de 10 miligramos/Kilogramo por toma.

La intoxicación aguda con este medicamento es aquella que se presenta por la ingesta de una dosis tóxica en una sola toma o en un tiempo no mayor de 4 horas. La dosis tóxica aguda de acetaminofén es igual o mayor a 7.5 gramos en adultos y mayor de 150 miligramos/kilogramos en niños mayores de 7 años (2).

La presentación clínica de esta intoxicación es muy especial, ya que, tras una sobredosis, la persona presenta una primera etapa de síntomas gastrointestinales y constitucionales como náuseas, vómitos, sudoración excesiva, mal estar general y palidez, que es proseguida por una etapa de falsa mejoría clínica que puede durar 24 a 48 horas, pero que coincidirá con alteración de las pruebas de funcionamiento hepático. Si el individuo no consulta a un experto en estas primeras fases de la sobredosis; cuando reaparezcan los síntomas a las 72 horas tendrán una mayor gravedad y el riesgo de compromiso multiorgánico y a veces hasta de muerte podría estar presente (3).

Es por esto importante aconsejar la no automedicación con ningún fármaco, y en caso de una sobredosis no intencional o deliberada consultar a su médico de cabecera y recibir asesoría rápidamente de los expertos en un centro de información toxicológica (para Colombia - CIEMTO 3003038000)


Si el tratamiento se recibe dentro de las 8 horas después de la sobredosis, existe una muy buena posibilidad de recuperación.

Referencias

1. Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Aliemntos. Acta 3 de 2014. [Online].; 2014. Available from: https://www.invima.gov.co/images/pdf/farmacovigilancia_alertas/FV_%20alertas_2014.pdf.

2.  Peña L, Zuluaga A. Protocolos de manejo del paciente intoxicado. Primera ed. LP, AZ, editors. Medellin: Universidad de Antioquia; 2012.

3.  Mancipe L, Fernandez D, Fernandez D. Intoxicacion por Acetaminofen. rev.fac.med. 2010 Julio; 18(2).

Sara Margarita Lastra Bello
Médica Magister en Toxicología.
Especialista en Adicciones
Unidad de Telesalud - CIEMTO
Facultad de Medicina
Universidad de Antioquia





x







miércoles, 28 de diciembre de 2016

Cuidado con el fósforo blanco puede ser mortal


Durante las festividades decembrinas las familias se reúnen para celebrar la navidad y compartir gratos momentos; las ciudades se adornan con luces de colores pero también los juegos pirotécnicos destellan en el cielo.

Es en esta fecha que se presentan accidentes relacionados con el uso de la pólvora, los adultos maniobran los juegos pirotécnicos y los niños juegan con totes, triqui-traque o martinicas, algunos pueden llegar a ingerirlas y otros pueden resultar quemados.

Según el último Boletín de Pólvora del Instituto Nacional de Salud (INS) 2016, a hoy 23 de Diciembre con 9:00 horas; se habrían notificado al SIVIGILA (Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública) 299 casos de lesionados con pólvora de los cuales 148 son menores de edad. Estas notificaciones al SIVIGILA se presentaron principalmente en los días 7 y 8 de diciembre del año en curso.

El informe de eventos del INS, Intoxicaciones por sustancias químicas 2016, muestra que a la semana 36 del IX periodo epidemiológico, 10 casos de intoxicaciones por fósforo Blanco presente en la pólvora se han presentado en el territorio nacional.

Los desenlaces de estos casos pueden ser fatales debido a que el fósforo blanco es una sustancia muy tóxica.
Existen dos tipos de fósforo: el rojo y el blanco (o amarillo), el fósforo rojo no se absorbe por lo cual es esencialmente no tóxico; está presente en las cerillas, mientras que el fósforo blanco o amarillo, es un veneno celular altamente tóxico que se encuentra en los juegos de totes, triqui-traques o martinicas, algunas de estas vienen en presentación de tabletas que contienen alrededor de 20 mg de fósforo Blanco.

Arde espontáneamente a temperatura ambiente para producir óxido de fósforo, un humo altamente irritante.

La dosis letal por vía oral es de 1 mg/kg de peso (50 – 60 mg aproximadamente) aunque la ingesta de dosis menores puede producir lesiones muy severas.

Es un elemento corrosivo, que al ser ingerido puede ocasionar quemaduras del aparato gastrointestinal inclusive con la producción de hemorragias, a nivel de las vías respiratorias genera gran irritación de las mucosas produciendo tos, espasmos de los bronquios y neumonitis química severa con dificultad respiratoria, igualmente pueden presentarse quemaduras oculares.

El fósforo se acumula primariamente en el hígado, generando toxicidad hepática importante. Inicialmente puede aparecer diarrea luminiscente “heces de humo” y vómitos con un olor característico a ajo. Se describen además efectos tóxicos directos sobre otros órganos como corazón, riñón, sistema óseo, hematológico, nervioso y las distintas alteraciones metabólicas.

La persona tras la aparición de los síntomas gastrointestinales y manejo de sostén puede tener una falsa buena respuesta clínica que irá proseguido de un aparente periodo asintomático, cuando a las 72 horas aparecerán los síntomas de hepatitis tóxica con dos posibles resoluciones: evolucionar hacia la mejoría o hacia un estado terminal con muerte.

Se considera consulta tardía después de las 72 horas de aparición de los síntomas.

El diagnostico de este tipo de intoxicación se basa en la historia de exposición y la sintomatología clínica con ayuda de algunas pruebas que permitirán evaluar el estado general de la persona afectada debido al compromiso de múltiples órganos que este tipo de intoxicación involucra, principalmente hepático.

No hay un antídoto para tratar a estos pacientes por lo cual las medidas preventivas serian la mejor forma de evitar este tipo de intoxicaciones, como las campañas preventivas del uso de la pólvora que el gobierno ha difundido. Evitemos las muertes, secuelas y discapacidades asociadas a la manipulación de estas sustancias.

Si sospecha que alguna persona podría estar intoxicada con este tipo de sustancias, diríjase oportunamente a un centro hospitalario y comuníquese con el Centro de Información toxicológico de su área. La Línea Salvavidas CIEMTO está disponible las 24 horas del día 3003038000.

Bibliografía
x
1.
González F, López R. Intoxicación por fósforo blanco por ingestión oral de petardos o pequeños demonios: la experiencia actual en el Ecuador. Clin Toxicol (Phila). 2011 Enero; 49(1).
2.
Instituto Nacional de Salud. Boletin epidemiológico, evento prioritario pólvora. [Online].; 2016 [cited 2016 Diciembre 23. Available from: http://www.ins.gov.co/Noticias/Polvoras/Bolet%C3%ADn%2023,%20Dic%2023%202016%2011%20am.pdf.
3.
Instituto Nacional de Salud. INFORME DEL EVENTO INTOXICACIONES POR SUSTANCIAS QUÍMICAS, HASTA EL PERIODO EPIDEMIOLOGICO IX. [Online].; 2016 [cited 2016 Diciembre 23. Available from: http://www.ins.gov.co/lineas-de-accion/Subdireccion-Vigilancia/Informe%20de%20Evento%20Epidemiolgico/INTOXICACIONES%20Periodo%20IX%202016.pdf.
4.
Kreshak A.. [Libro electrónico. Capítulo 129. El fósforo. En: Olson KR. eds. Envenenamiento y Drogas Sobredosis, 6e ].; 2012 [cited 2016 Diciembre 23. Available from: http://aplicacionesbiblioteca.udea.edu.co:2351/content.aspx?sectionid=42069943&bookid=391&Resultclick=2.
5.
UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA Convenio Ministerio de la Protección Social. Guias para el manejo de urgencias toxicológicas. Primera ed. Social MdlP, editor. Bogotá: Imprenta Nacional de Colombia; 2008.
x





Sara Margarita Lastra Bello
MD. MSc. Toxicología. Esp. Adicciones
Unidad Telesalud. CIEMTO – Fac. Medicina. UdeA

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Riesgos de los insecticidas organofosforados y carbamatos en el embarazo

POR: SARA MARGARITA LASTRA BELLO. MD.*; SEBASTIAN VALENCIA VALENCIA**; CRISTIAN CAMILO VARGAS POSADA**; KAREN VASQUEZ CORREA**

Diversos productos utilizados en la vida cotidiana como disolventes, barnices, ablandadores de plásticos, fungicidas, insecticidas, matarratas, entre otros, contienen un grupo de sustancias químicas llamadas organofosforados, los cuales, si son administrados en nuestro organismo producen una intoxicación severa. Debido a su amplia distribución y uso en diferentes industrias y en la agricultura, es muy frecuente que se presenten intoxicaciones accidentales por estos compuestos; además, como son sustancias que están al alcance de cualquier persona, han sido ampliamente utilizadas como un método para el suicidio (1).

El cuadro de intoxicación por estos productos genera un síndrome clínico conocido como síndrome colinérgico, este se caracteriza por producción abundante de moco y saliva, sudoración, náuseas, vómito, diarrea y eventualmente puede aparecer manifestaciones como convulsiones o alteración del estado de conciencia. La aparición de estos síntomas puede empezar en pocos minutos, o hasta doce horas posterior a la administración del producto, todo depende de la edad del paciente, la cantidad administrada y la toxicidad propia de la sustancia. En muchas ocasiones, el manejo médico de estos pacientes puede significar la diferencia entre la vida y la muerte (2).

En la mujer embarazada, la intoxicación por estos compuestos suele ser más compleja, ya que con dosis incluso más pequeñas pueden haber repercusiones en el feto. En cuanto al embarazo, se debe tener en cuenta que en el primer trimestre se produce toda la formación de órganos en el embrión, mientras que en el segundo y tercer trimestre, los órganos ya formados se maduran y empiezan a cumplir sus funciones. Teniendo esto en cuenta, a menor tiempo de embarazo mayores son los riesgos para malformación y mortalidad, mientras que si la intoxicación se presenta en una etapa más avanzada, se puede presentar más riesgo de parto prematuro, bajo peso al nacer y mortalidad luego del nacimiento (3).

A pesar de que la evidencia científica es poca, la exposición a organofosforados en el embarazo se ha asociado con muerte fetal, abortos, malformaciones cardiacas, atrofia cerebral y anormalidades en el rostro (3). Es importante mencionar que en padres agricultores expuestos por largo tiempo a estos productos, existe un mayor riesgo de que sus hijos nazcan con malformaciones craneanas, además de eso, el desarrollo neurológico posterior al nacimiento del niño también puede verse afectado (4) (5).

Es importante estar atentos y evitar la manipulación de estos productos principalmente por parte de mujeres embarazadas. Si se sospecha la administración accidental o voluntaria de estas sustancias se debe recibir atención médica y a su vez el asesoramiento especializado del Centro de Información y Estudio de Medicamentos y Tóxicos – CIEMTO, el cual se encuentra ubicado en la ciudad de Medellín y ofrece información inmediata las 24 horas del día los 7 días de la semana a través de su Línea Salvavidas 3003038000.

BIBLIOGRAFÍA
  1. Fernández, DG; Mancipe, LC; Fernández, DC. Intoxicación por organofosforados [en línea]. Rev. Fac. Med. 18 (1): 84-92, 2010. Disponible en: http://www.scielo.org.co/pdf/med/v18n1/v18n1a09.pdf[Consultado 23 Oct de 2016].
  2. Universidad de Antioquia. Intoxicación por carbamatos y organofosforados en mujeres embarazadas [en línea]. Disponible en: http://aprendeenlinea.udea.edu.co/lms/moodle/pluginfile.php/86127/mod_resource/content/0/Lectura_No.10.pdf[Consultado 23 Oct de 2016].
  3. LEONARDO MOJICA (1); ET AL COLOMBIA 2013, ACTA COLOMBIANA DE CUIDADO INTENSIVO; 13 (1): 51-54. PAG 51 INTOXICACIÓN POR ORGANOFOSFORADOS EN MUJER CON EMBARAZO A TÉRMINO REPORTE DE CASO Y REVISIÓN DE LA LITERATURA. En linea. Disponible en: http://congresoatomico.com/amci/images/documentos/Rev2013_MAR Consultado el 31 de octubre de 2016.
  4. Lacasaña M, Vasquez H. Maternal and paternal occupational exposure to agricultural work and the risk of anencephaly. Occup Environ Med2006;63:649-656 doi:10.1136/oem.2005.023333. En linea. Disponible en: http://oem.bmj.com/content/63/10/649.abstract. Consultado el 31 de octubre de 2016.
  5. Young JG, Eskenazi B, Gadstone EA. Association between in utero organophosphate pesticide exposure and abnormal reflexes in neonates. Neurotoxicology,2005 Mar;26(2):199-209. En linea, disponible en: http://ehsdiv.sph.berkeley.edu/holland/publications/files/Young2005.pdf . Consultado el 31 de octubre de 2016.
Sara Margarita Lastra Bello
MD. MSc. Toxicología. Esp. Adicciones
Unidad Telesalud. CIEMTO – Fac. Medicina. Ude









* MSc. Toxicología. Esp. Adicciones. ** Estudiantes 11 semestre Medicina, Universidad de Antioquia